Parque del Cerro del Tío Pío, atardeceres con vistas

Parque del Cerro del Tío Pío, atardeceres con vistas

Si te gusta, comparte:

Desde el Parque del Cerro del Tío Pío se disfruta de una de las mejores puestas de sol Madrid, y se divisa todo el skyline.

Ubicado en el distrito de Puente de Vallecas, a este rincón se le conoce como el Parque de las Siete Tetas por las siete colinas redondeadas que lo conforman.

Desde su mirador se puede divisar toda la zona centro de Madrid, la Castellana, las Torres Kio, Plaza Castilla y las Cuatro Torres, entre otros.

Pero conozcamos un poco de su historia. A principios del siglo pasado, en la zona que hoy ocupa el cerro, y que se conocía como Palomar de la Rivera, existía un poblado chabolista.

La primera casa que se construyó en el cerro fue en 1918 por Pío Felipe Fernández, conocido por Tío Felipe, propietario de una gran parte de los terrenos.

Después de la guerra civil, con la llegada de muchos inmigrantes, el cerro se configuró como un barrio marginal. En 1977 se inició el realojo de las últimas familias que vivían en las chabolas, aunque en los siguientes años se produjeron algunos enfrentamientos.

Fue en 1985 cuando comenzaron las obras de construcción del Parque del Cerro del Tío Pío. Los escombros de las antiguas chabolas que fueron aflorando se cubrieron con hierba y tierra, formándose las 7 colinas que los vallecanos llaman tetas.

Parque de las Siete Tetas

Parque de las Siete Tetas

El punto más llamativo del cerro es el Mirador donde se encuentra la escultura Triángulo irreal ilusorio.

En la parte alta del parque encontramos, un espacio de juegos para niños, rodeado de un carril bici. En la parte baja, hay una pista de baloncesto y otra de fútbol sala.

Extensas praderas verdes y más de mil árboles, como el pino piñonero o la acacia, visten el espacio.

El Parque del Cerro del Tío Pío forma parte de la historia de la capital, y encontramos referencias culturales al mismo en la literatura, con Pedro Garfias, o en la pintura con Antonio López.

Si quieres conocer más rincones verdes de la capital, te recomendamos nuestra página Los mejores jardines de Madrid.

 

Nombre: Cerro de Tío Pío o Parque de las 7 tetas

Dirección: Calle Benjamín Palencia, 2

Metro: Portazgo/Buenos Aires

 

 

Cerro del Tçio Pío

Si te gusta, comparte:
Almendros en flor, en la Quinta de los Molinos

Almendros en flor, en la Quinta de los Molinos

Si te gusta, comparte:

En el post de hoy os presentamos un lugar mágico el pleno Madrid. Nos referimos a “La Quinta de los Molinos” y su espectáculo floral de los almendros en flor. Este rincón verde cuenta con cientos de almendros que, al acercarse la primavera, florecen creando extensiones de color blanco o rosáceo.

La Quinta de los Molinos era propiedad del conde de Torres Arias, quien a su vez lo regala al arquitecto alicantino, César Cort Botí, que construye un increíble jardín mediterráneo en el lugar. Tras su fallecimiento el sitio permanece abandonado durante unos años, hasta que en 1980 fue cedido casi en su totalidad al ayuntamiento de Madrid. Hoy en día está considerado como Parque Histórico y Bien de Interés Cultural.

Almendros en Flor

Almendros en Flor

Las 25 hectáreas del parque incluyen grandes extensiones con diferente arbolado, desde pinos o higueras, hasta olivos. Aunque sin duda, la principal atracción es la arboleda de almendros, que florecen en febrero y marzo para ofrecer un espectáculo delicioso.

Vista de los almendros

Vista de los almendros

Además de la zona más agrícola, la parte norte tiene un estilo romántico, con jardines con flores, un estanque y un palacete de comienzos del siglo XX. Sin embargo, lo que dará el nombre al parque son dos molinos (el de la Casa del Reloj y el de la Rosaleda de Palacio), ambos de estructura metálica y color rojizo, traídos de Estados Unidos, y que se usaban para extraer el agua de los manantiales subterráneos, con la que se regaba el parque.

Jardín La Quinta de los Molinos

Jardín La Quinta de los Molinos

Este jardín, no muy conocido, se ha convertido en un remanso de paz próximo a la dinámica calle Alcalá. Déjate llevar sin rumbo por los caminos de tierra que surcan el parque y descubrirás sus pequeños rincones y tesoros.

Nuestra recomendación: tumbarse en la zona de césped para sentir el ambiente que te rodea y deja tu mente libre.

Nombre: La Quinta de los Molinos

Dirección: Calle de Alcalá, 541

Metro: Suanzes (Línea 5)

Mejor época para visitarlo: febrero/marzo con el florecimiento de los almendros

Punto fuerte: los almendros en flor

Si quieres descubrir más parques increíbles de Madrid, consulta este link

 

La Quinta de los Molinos

Si te gusta, comparte:
Descubre los Jardines del Museo Sorolla

Descubre los Jardines del Museo Sorolla

Si te gusta, comparte:

Si no lo conoces aún, descubre la paz y tranquilidad de los Jardines del Museo Sorolla, un secreto rincón verde en Madrid.

A pesar de no tener conocimientos de jardinería, fue el propio artista valenciano quien imaginó, diseño, cultivó y cuidó el jardín que rodeaba su casa.

Para su construcción, el pintor se inspiró en la Alhambra de Granada y en los Reales Alcázares de Sevilla, fascinado por los jardines andaluces y los ambientes árabes.

Primer jardín

Primer jardín

El espacio se divide en tres zonas muy bien diferenciados. La primera, que recibe al visitante fue creada en 1911, imitando al sevillano Jardín de Troya. Como elementos a destacar se encuentran la fuente central, el banco revestido de azulejos en tonos verdes y las columnas.

Surtidores

Surtidores

La segunda zona fue plantada entre 1915 y 1916 a semejanza del Generalife granadino. En ella podemos observar una fuente alargada con surtidores, y una alberca.

Fuente de las Confidencias

Fuente de las Confidencias

Entre los años 1912 y 1913 se plantó la tercera, aunque posteriormente se reconstruyó. Esta zona es más oscura, y se encuentra próxima a la tienda del museo. Como elementos destacados están la Fuente de las Confidencias, con las figuras de las dos mujeres hablando, y la pérgola, donde se sentaba la familia de Sorolla y ahora lo hacen los visitantes.

En este particular oasis, podemos encontrar una amplia variedad de especies de árboles y arbustos, llenando el ambiente de gran colorido.

Árboles y arbustos plantados por el propio Sorolla hace un siglo. Magnolios, arrayanes, un palmito, mirtos con sus flores blancas, laurel. Hasta un ejemplar del llamado árbol del amor, que cuando florece se tiñe de color rosa. Entre las flores, el pintor mostraba predilección por los alhelíes rosas que pintó en muchos de sus cuadros. Además encontramos, rosales, adelfas, geranios, entre otras.

Siéntate, y escucha el ruido del agua y el sonido de los pájaros, y tendrás sensaciones únicas.

Si quieres conocer más rincones verdes de la capital, te recomendamos nuestra página Los mejores jardines de Madrid.

Nombre: El Jardín del Museo Sorolla

Dirección: Calle General Martínez Campos, 37

Metro: Gregorio Marañón/Rubén Darío

Horario: M-X-J-V-S de 09:30 a 20:00. D de 09:30 a 15:00. L cerrado.

Entrada gratuita al jardín

Nota: Puedes visitar el Museo por 3€

 

Jardines del Museo Sorolla

Si te gusta, comparte:
Puesta de sol en los Jardines del Templo de Debod

Puesta de sol en los Jardines del Templo de Debod

Si te gusta, comparte:

Si eres un apasionado de las puestas de sol, no puedes perderte el impresionante espectáculo que se disfruta desde el mirador de los Jardines del Templo de Debod.

Este rincón verde está situado sobre el antiguo Cuartel de la Montaña, el cual formaba parte del Parque del Oeste. Los jardines, que se ubican  junto al Paseo del Pintor Rosales y muy cerca de la Plaza de España, se diseñaron para adornar el templo.

Una ancha franja de escaleras permite el acceso a los jardines. A ambos lados grupos de cipreses que adornan el área central donde se ubica el santuario, y delante del mismo un estanque. En la zona verde encontramos plátanos y árboles mediterráneos. Además, hay praderas de césped, en donde en la época de primavera y verano es fácil encontrar niños y jóvenes tumbados.

Fuente de los Jardines

Fuente de los Jardines

El Templo de Debod fue un regalo de Egipto en el siglo XX como agradecimiento a la ayuda prestada por España para salvar los templos de Nubia. La construcción, del siglo II a.d.C, pertenecía a la ciudad de Debod, situada a orillas del río Nilo, y estaba dedicado al dios Amón. El templo fue trasladado a Madrid y reconstruido piedra por piedra, de manera que conservara su orientación original.

Atardecer en el Templo de Debod

Atardecer en el Templo de Debod

Al atardecer a medida que el sol se oculta, se pueden realizar fotografías impresionantes. Ese instante se vuelve mágico si además puedes captar el reflejo en el agua del templo egipcio y de los árboles.

Además, desde el mirador se tiene una magnífica panorámica del Palacio Real, la Catedral de la Almudena y la Casa de Campo.

Si queréis conocer más rincones verdes de Madrid, os dejamos nuestra lista de jardines.

Nombre: Jardines del Templo del Debod

Dirección: Calle Ferranz, 1

Metro: Plaza de España

Templo de Debod

Si te gusta, comparte:
Jardines del Parque del Oeste de Madrid

Jardines del Parque del Oeste de Madrid

Si te gusta, comparte:

Hoy os queremos hablar de otro rincón verde de Madrid, los Jardines del Parque del Oeste.

Comprende el área situado entre la Carretera de la Coruña, la Ciudad Universitaria y el distrito de Moncloa. Se extiende por las calles del Pintor Rosales, Paseo de Camoens, Paseo de Moret, Avenida de Séneca y calle Rosaleda.

Los terrenos que hoy ocupa el Parque del Oeste fueron un vertedero hasta principios del siglo XX, cuando el alcalde madrileño Pedraza encargó la remodelación del espacio creando zonas ajardinadas de paseo.

Durante la guerra civil, la zona universitaria de los jardines se utilizó para la construcción de trincheras. Aún se conservan diversos búnkeres en la avenida Séneca.

Cuando la guerra finalizó, Cecilio Rodríguez reconstruyó los jardines conservando el trazado paisajista. Mas adelante, se ampliaron los jardines anexando el promontorio del Cuartel de la Montaña, donde se ubica actualmente el famoso Templo de Debod, y la Rosaleda, en donde cada año se celebra el certamen para elegir a la mejor rosa.

La Rosaleda

La Rosaleda

Pero, no solo se puede pasear por sus amplias arboledas y caminos. Estos jardines esconden muchos sitios interesantes.

¿Sabíais por ejemplo que existe un riachuelo artificial conocido como la Ría del Parque del Oeste? Se forma a partir de la conocida Fuente de la Salud y tiene pequeñas cascadas.

Otra de sus curiosidades es el Abuelo, un anciano cedro que se encuentra en la zona de la avenida de Ruperto Chapí y que destaca sobre los demás árboles.

Un rincón escondido en el Parque del Oeste y que apenas nadie conoce es el cementerio de la Florida, detrás de la ermita de San Antonio de la Florida. Allí se encuentran enterrados los héroes del dos de mayo, que fueron fusilados en el monte de Príncipe Pío (donde hoy se ubica el Centro Comercial). Desde fuera se ve una placa con el famosos cuadro con el que Goya inmortalizó los fusilamientos.

También hay un centro de conservación de aves donde los fines de semana se realizan talleres infantiles. Dispone de un observatorio y de rutas para el avistamiento de pájaros: mirlos, petirrojos, gorriones, estorninos, entre otros.

Y para tener una panorámica impresionante del Parque del Oeste, el río Manzanares y la Casa de Campo, puedes subirte al Teleférico. Se construyó para unir el Paseo del Pintor Rosales con la Casa de Campo. El trayecto dura aproximadamente 15 minutos de ida y 15 de vuelta.

Nombre: Jardines del Parque del Oeste

Dirección: Paseo de Moret, 2

Metro: Príncipe Pío/Plaza de España

 

Parque del oeste

Si te gusta, comparte:
El Parque de la Bombilla nos trae el cine de verano

El Parque de la Bombilla nos trae el cine de verano

Si te gusta, comparte:

Hoy os queremos descubrir otro de los rincones verdes de Madrid, el Parque de la Bombilla.

Está ubicado muy cerca de la estación de Príncipe Pío, a los pies del Parque del Oeste, entre la Ciudad Universitaria y la Avenida de Valladolid.

Históricamente, el espacio ocupado en la actualidad por estos jardines era lo que se conocía como la senda del rey, un camino que recorrían las carrozas desde el Palacio de Oriente hasta el Palacio del Pardo.

Pero para averiguar el origen de su nombre nos tenemos que remontar al siglo pasado. Caminando por el Paseo de la Florida se llegaba al merendero de la Bombilla, que los madrileños conocían como “la Bombi”, donde había una casa de comidas y por las tardes y noches se celebraban bailes populares.

La zona ocupada ahora por el parque también se utilizó hace años como vivero.

Jardines

Jardines

Con una extensión aproximada de 13 hectáreas, los jardines se disponen en verdes pradera y diversas terrazas escalonadas con canales de agua. Cuenta con un estanque y una fuente. Entre su variedad de flora abundan las glicinias, arbustos trepadores con flores violetas, azules o blancas

Bancos en el parque

Bancos en el parque

Una de sus entradas se encuentra junto a la Ermita de San Antonio de la Florida. Cada año, el 13 de junio, con motivo de la festividad del santo, se realizan muchas actividades, y algunas de ellas tienen lugar en estos jardines.

Sin embargo, por lo que el Parque de la Bombilla es realmente conocido es por su cine de verano. Desde hace más de 25 años el Parque de la Bombilla acoge el Fescinal, uno de los más famosos cines al aire libre. Comienza a finales de junio y se prolonga hasta septiembre.

Si después quieres tomar algo en un rincón con historia, te recomendamos Casa Mingo.

Nombre: Parque de la Bombilla

Dirección: Paseo Senda del Rey, 83

Metro: Príncipe Pío

 

Parque de la Bombilla

Si te gusta, comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas informacion

ACEPTAR
Aviso de cookies