Parque lineal del Manzanares, alrededor del río

Parque lineal del Manzanares, alrededor del río

Si te gusta, comparte:

Si crees que en Madrid solo puedes pasear entre edificios, tienes que conocer el Parque lineal del Manzanares.

Se extiende desde el nudo sur de la M-30 hasta Rivas Vaciamadrid, alrededor de la cuenca baja del río Manzanares.

Mediante una pasarela de peatones y ciclistas se conecta con Madrid Río, lo que nos permite seguir todo el curso del río Manzanares durante 30 Km desde el Puente de los franceses hasta su desembocadura en Rivas.

Entre su fauna puedes encontrar palomas torcaces, ánades reales, abubillas, papamoscas cerrojillo, lavanderas, garcetas y hasta águilas pescadoras.

Atraviesa tres localidades madrileñas, Madrid, Getafe y Rivas, y se divide en tres tramos:

Vistas desde el Parque de Enrique Bofill

Vistas desde el Parque de Enrique Bofill

Tramo I: Parque urbano de Ricardo Bofill. Este tramo ocupa el espacio del antiguo vertedero, después de su regeneración. Quizá no sepas que sus actuales montañas y miradores eran antiguas escombreras.

Explanada del parque Lineal del Manzanares

Explanada del parque Lineal del Manzanares

Nos ofrece grandes explanadas verdes, un estanque, una plaza verde y el famoso Paseo de los sentidos.

La Cabeza de Ariadna, más conocida como la Dama del Manzanares, corona el Cerro de la Atalaya, la parte más alta del parque que da identidad al mismo. Es obra del artista Manolo Valdés y está realizada en bronce y acero.

El otro mirador del parque es la Montaña forestal o Cerro Coyote. Desde cualquiera de ellos puedes disfrutar de privilegiadas vistas panorámicas y espectaculares atardeceres.

Tramo II del Parque lineal del Manzanares

Tramo II del Parque lineal del Manzanares

Tramo II: Este espacio cuenta con dos viales que transcurren paralelos a las orillas del río, perfectos para recorrer en bici o caminando. Pura naturaleza, donde podrás sentir toda la energía del río, sus colores, olores y sonidos y observar distintos tipos de aves. Muy recomendable para desconectar y quitarse el estrés. Al cabo de un rato te olvidarás de que te encuentras en Madrid.

Entre sus rincones se hallan retazos de historia madrileña, restos de la sexta esclusa, atalayas árabes, o villas romanas. También podrás visitar a “El abuelo” un olmo centenario.

Río Manzanares

Río Manzanares

Tramo III: En este último trayecto, de gran riqueza paisajística, tendremos la impresión de estar en otro siglo. Recorriendo sus sendas hallaremos restos históricos, como trincheras que se usaron en la batalla del Jarama. Con un gran valor medioambiental, aquí tendrás el privilegio de observar milanos negros sobrevolando la zona.

Y finalmente, aquí es donde nuestro querido Manzanares muere vertiendo sus aguas en el río Jarama en Rivas-Vaciamadrid.

¡Mucha historia y pura naturaleza alrededor del río madrileño!

Nombre: Parque lineal del Manzanares

Metro: Doce de octubre (tramo I) / Ciudad de los Ángeles/Villaverde bajo (tramo II) / Rivas Vaciamadrid (tramo III)

Parque lineal del Manzanares

Si te gusta, comparte:
La Rosaleda del Parque del Oeste

La Rosaleda del Parque del Oeste

Si te gusta, comparte:

En el Parque del Oeste hay un rincón escondido que muchos desconocen, la Rosaleda.

También llamada Jardín de Ramón Ortíz por el Jardinero Mayor de la Villa que lo diseñó y construyó en 1965, inspirado en los mejores jardines europeos.

Se encuentra en la zona baja del Parque del oeste, muy próxima a la estación de Príncipe Pío, antigua Estación del Norte.

Jardines de La Rosaleda

Jardines de La Rosaleda

Cuenta con más de 20.000 rosales de 600 variedades de rosas de distintos colores, tamaños y fragancias, y que proceden de países de todo el mundo.

Con una superficie de 32.000 m2, el espacio se ordena  en parterres geométricos. A la entrada hay un estanque con nenúfares, en el centro una fuente, y al fondo otro estanque presidido por la estatua de la ninfa. En los laterales, diferentes pérgolas que se cubren con rosales trepadores.

Estanque con la Ninfa

Estanque con la Ninfa

En 2006 consiguió el título de Award of Garden Excellence, un reconocimiento internacional a a la belleza de este jardín.

En primavera es un regalo para los sentidos visitar este jardín, cuando el recinto queda envuelto en una mezcla exquisita de olores y colores.

Imagen de rosa de La Rosaleda

Imagen de rosa de La Rosaleda

Imagen de rosa blanca

Imagen de rosa blanca

 

 

 

 

 

 

Es durante el mes de mayo, con sus rosales en todo su esplendor, cuando se celebran varios certámenes.

El Concurso Internacional de Rosas Nuevas Villa de Madrid cuenta con un jurado de expertos internacionales de la jardinería. Las rosas que se presentan al concurso no tienen que ser comerciales. Los obtentores las envían a la Rosaleda dos o tres años antes para su cultivo. Se valoran distintas características, y además de los tres primeros premios se conceden otros reconocimientos como al rosal con mejor perfume, al mejor rosal miniatura o al mejor rosal arbustivo, entre otros.

En el Concurso Popular Rosa de Madrid son los propios visitantes los que votan y deciden cuál es su rosal favorito entre todos los que se presentan al concurso internacional. A cada votante se le regala una rosa. Además, entre los que hayan dado su voto al rosal mas votado, se sortean varios rosales.

¡Este año nosotras elegiremos rosal! ¿Quién puede rechazar una rosa?

Nombre: La Rosaleda del Parque del Oeste

Dirección: C/ Rosaleda, 2

Metro: Príncipe Pío

Entrada gratuita

Votación popular: el día 18/5/2017 de 10:00 a 19:00

Mejor época para visitarla: Primavera, principalmente en mayo

 

La Rosaleda

Si te gusta, comparte:
La Quinta de los Molinos y los almendros en flor

La Quinta de los Molinos y los almendros en flor

Si te gusta, comparte:

Si quieres disfrutar de un verdadero espectáculo floral en pleno Madrid, no dejes de visitar el parque “La Quinta de los Molinos” en el mes marzo.

Este rincón verde cuenta con cientos de almendros que, al acercarse la primavera, florecen creando extensiones de color blanco o rosáceo.

Almendros en Flor

Almendros en Flor




La Quinta de los Molinos era propiedad del conde de Torres Arias, quien a su vez lo regala al arquitecto alicantino, César Cort Botí, que construye un increíble jardín mediterráneo en el lugar. Tras su fallecimiento el sitio permanece abandonado durante unos años, hasta que en 1980 fue cedido casi en su totalidad al ayuntamiento de Madrid. Hoy en día está considerado como Parque Histórico y Bien de Interés Cultural.

Vista de los almendros

Vista de los almendros

Las 25 hectáreas del parque incluyen grandes extensiones con diferente arbolado, desde pinos o higueras, hasta olivos. Aunque sin duda, la principal atracción es la arboleda de almendros, que florecen en febrero y marzo para ofrecer un espectáculo delicioso.

Además de la zona más agrícola, la parte norte tiene un estilo romántico, con jardines con flores, un estanque y un palacete de comienzos del siglo XX. Sin embargo, lo que dará el nombre al parque son dos molinos (el de la Casa del Reloj y el de la Rosaleda de Palacio), ambos de estructura metálica y color rojizo, traídos de Estados Unidos, y que se usaban para extraer el agua de los manantiales subterráneos, con la que se regaba el parque.

Jardín La Quinta de los Molinos

Jardín La Quinta de los Molinos

Este jardín, no muy conocido, se ha convertido en un remanso de paz próximo a la dinámica calle Alcalá. Déjate llevar sin rumbo por los caminos de tierra que surcan el parque y descubrirás sus pequeños rincones y tesoros.

Nuestra recomendación: tumbarse en la zona de césped para sentir el ambiente que te rodea y deja tu mente libre.

Rincón de La Quinta de los Molinos

Rincón de La Quinta de los Molinos

Nombre: La Quinta de los Molinos

Dirección: Calle de Alcalá, 541

Metro: Suanzes (Línea 5)

Mejor época para visitarlo: febrero/marzo con el florecimiento de los almendros

Punto fuerte: los almendros en flor

 

La Quinta de los Molinos

Si te gusta, comparte:
El Huerto de las Monjas, el jardín oculto

El Huerto de las Monjas, el jardín oculto

Si te gusta, comparte:

Hoy os traemos un rincón oculto en pleno corazón del Madrid de los Austrias, el Huerto de las Monjas. ¿Cuántas veces habremos paseado por la calle Sacramento sin haber reparado en su presencia? Y no es de extrañar, porque para poder acceder a este pequeño jardín, hay que atravesar las verjas rojizas, descender por unas escaleras y cruzar los bajos de unos edificios modernos, aunque también se puede llegar por la cercana calle del Rollo.




Los altos muros del Convento del Sacramento protegieron hasta 1972 este espacio que en el pasado las religiosas Cistercienses Descalzas de San Bernardo, conocidas como las Bernardas, destinaban al cultivo de las verduras y hortalizas para el propio consumo del convento.

El convento fue fundado en 1615 por Cristóbal Gómez de Sandoval, y aunque fue destruido durante la guerra civil, posteriormente se reconstruyó durante los años 40.

El Huerto de las Monjas

El Huerto de las Monjas

 

La superficie de algo más de mil metros cuadrados, está gobernada por dos elementos ornamentales, una farola que procede de la Puerta del Sol, y una fuente parisina del siglo XVIII, la “Fuente de la Priora”, con querubines de bronce. Alrededor de ellos se distribuyen, a lo largo de pequeños senderos, diversos tipos de arbustos y árboles frutales, como madroños, cerezos, ciruelos rojos y aligustres de Japón.

Fuente de la Priora

Fuente de la Priora

En la época otoñal, como si de adornos navideños se tratara, lucen los frutos amarillos, naranjas y rojos del madroño, que junto a las distintas tonalidades de las hojas confieren al jardín su increíble colorido.

Frutos de madroño

Frutos de madroño

La visita puede realizarse de lunes a viernes, entre las 9:00 y las 17:00 horas.

Un rincón verde que nos permite rodearnos de una atmósfera de paz, con retazos del Madrid del Siglo de Oro.

Y para terminar bien el paseo, os recomendamos que os acerquéis a conocer “El jardín del convento” (http://www.eljardindelconvento.net/), una tienda especializada en dulces hechos por las monjas de distintos conventos: yemas, mermeladas, mazapanes, polvorones, trufas, chocolates y otras delicias.

 

Nombre: El Huerto de las Monjas

Dirección: Calle Sacramento, 7

Metro: Ópera/Sol/La Latina

El Huerto de las Monjas

Si te gusta, comparte:
Jardines de la Estación de Atocha, el rincón tropical de Madrid

Jardines de la Estación de Atocha, el rincón tropical de Madrid

Si te gusta, comparte:

El Jardín Tropical de Atocha es uno de los grandes conocidos de Madrid, pero no podemos dejar de mencionarlo. Probablemente hayas pasado por la estación varias veces, y es posible que sin demasiado tiempo para pararte a disfrutar de su jardín tropical.

Tanto si vas a viajar como si no, te recomendamos acercarte una tarde hasta allí. El Jardín tropical, está construido en la antigua Estación del Mediodía, de donde partían los trenes hacia el sur del país. Como curiosidad, el primer tren que partió de dicha estación tenía a Aranjuez como destino, y se le denominó comúnmente “Tren de la Fresa”.

Rincón del estanque

Rincón del estanque

Para mantener vivas y en su máximo esplendor las cientos de plantas tropicales y subtropicales, se ha acondicionado el espacio con estaciones meteorológicas que regulan la temperatura y humedad del ambiente. Las cristaleras laterales y superiores que forman la estructura de la estación proporcionan luz a la zona, aunque se han instalado también focos de luz blanca y amarilla para mantener en condiciones óptimas la vegetación.

Haciendo un guiño a su ubicación, la Palma del viajero (o Palmera de Madagascar) preside la entrada, con sus grandes hojas en forma de abanico.

Los Jardines de la Estación de Atocha también albergan infinidad de tortugas, que los madrileños han abandonado en su estanque, donde conviven con los peces y la plantas acuáticas que lo pueblan.

Tortugas en el estanque

Tortugas en el estanque





Te recomendamos dar un paseo entre los árboles y sentarte un rato para disfrutar del entorno. No dejes de contemplar la impresionante estructura metálica del techo de la estación, de 50m de altura, construida en el siglo XIX por el arquitecto Alberto Palacio, y que está considerada como una obra de arte de la arquitectura ferroviaria.

Otra perspectiva que  no debes perderte es la vista del jardín desde lo alto de las escaleras que conducen a la zona de salidas de los trenes AVE, junto al “Homenaje al Agente”, de Francisco López.

Homenaje al Agente

Homenaje al Agente

Si te has quedado con más ganas de Jardín Tropical, puedes acercarte al Real Jardín Botánico de Madrid, situado al lado del Museo del Prado, cercano a la Estación de Atocha.  Si por el contrario prefieres disfrutar de una buena comida en este entorno, te recomendamos el restaurante Samarkanda.

Nombre: Jardín Tropical de Atocha

Dirección: Plaza Emperador Carlos V

Metro:  Atocha

Mejor época: cualquier época

Punto fuerte: ubicación privilegiada

 

 

Jardín Tropical de la Estación de Atocha

Si te gusta, comparte:
Parque de Enrique Tierno Galván

Parque de Enrique Tierno Galván

Si te gusta, comparte:

El parque de Enrique Tierno Galván es un rincón con mucha vida, un espacio que se disfruta a diario y en donde tienen lugar una gran cantidad de actividades, tanto deportivas como culturales.

Está situado muy próximo a la calle Méndez Álvaro en el distrito de Arganzuela, entre la estación de Ferrocarril y la M30.

Fue construido en tiempos del alcalde socialista Enrique Tierno Galván, al que dio el nombre, y alberga en su interior una plaza con la estatua dedicada al alcalde tras su fallecimiento.

Estatua de Enrique Tierno Galván

Estatua de Enrique Tierno Galván





Por su gran superficie es idóneo para practicar diversos deportes como ciclismo, footing en su circuito deportivo, baloncesto y hasta minigolf.

Puedes encontrar abundantes senderos para caminar, mientras oyes el canto de los mirlos o el alboroto de las cotorras argentinas que han hecho grandes nidos en las cimas de sus árboles, coníferas, álamos y moreras entre otros. Complementan su flora arbustos y plantas como el romero, la lavanda o los rosales, que decoran sus ampliar explanadas de césped.

Sendero

Sendero

Dentro del parque nos encontramos por un lado con tres estanques, dos de ellos con fuente incluida, un auditorio al aire libre, varias zonas de juego para niños, el cine de tres dimensiones IMAX y el Planetario de Madrid (http://www.planetmad.es), con una agenda repleta de actividades que acercan la astronomía tanto a los niños como a los mayores.

Estanque

Estanque

Y como complemento, el parque da cabida en muchas ocasiones a conciertos y otras actividades multiculturales. Además, acoge a los madrileños durante las fiestas de la capital, brindándoles la oportunidad de disfrutar de la música al aire libre.

Pero, desde nuestro punto de vista, éste es también el parque de los perros. Muchos madrileños acuden en coche desde distintas zonas de la capital para pasear a sus mascotas, que corren en libertad por sus zonas ajardinadas.

Un parque que abraza a todos, desde los niños hasta a sus mascotas, y que forma parte del pulmón verde madrileño.

 

Nombre: Parque de Enrique Tierno Galván

Dirección:Calle Meneses, 4 28045 Madrid

Metro cercano: Méndez Álvaro/Arganzuela Planetario

Parque Enrique Tierno Galván

Si te gusta, comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas informacion

ACEPTAR
Aviso de cookies